Timos y trampas en Roma para los turistas

Pin It

Roma caput mundi” es un antiguo dicho en latín que significaba que Roma era el centro del mundo. Todavía hoy en día Roma es una de las ciudades mas bonitas e interesantes de visitar, en la que un turista puede disfrutar al máximo de sus vacaciones. No obstante, como en todos los sitios muy turísticos del mundo hay también gente desaprensiva que quiere aprovecharse de los visitantes. Un romano de pura cepa, Giorgio Rispoli, nos cuenta los 4 timos y trampas en Roma para los turistas que hay que evitar.

Texto: Giorgio Rispoli

Timos y trampas en Roma para los turistas

Panorámica de la Plaza de España de Roma y de la iglesia de Trinità dei Monti. Foto: © Paolo Margari

Timos y trampas en Roma

Señal de aviso en una estación ferroviaria italiana. Foto: © Tim Zabell

Roma tiene prácticamente de todo: vistas panorámicas, cultura, historia, buena comida típica e internacional, posibilidad de hacer deportes, magníficas tiendas para ir de shopping, muchos lugares para salir por la noche e ir de copas, parques para descansar en medio de la ciudad, el mar muy cerca (desde el centro de la ciudad se puede llegar a la playa en tan sólo media hora)  o hacer una ruta por los pueblos cercanos a Roma. También Roma es una de las ciudades más seguras de las grandes “metrópolis” (Londres, Nueva York, París o Moscú) con un nivel de criminalidad muy bajo para ser una ciudad tan poblada y los italianos son, en su mayoría, gente agradable que le gusta hablar y ayudar a los turistas en la calle con las informaciones que ellos necesiten.

Para que la estancia en mi ciudad sea lo más placentera y memorable me gustaría darte algunos consejos para evitar las pequeñas trampas que pueden hacerte perder tiempo y dinero en la “Ciudad Eterna”.

1). Los carteristas.

Se colocan en las estaciones principales de transporte (sobre todo en Termini y Tiburtina). Hay carteristas que tienen mucha habilidad para meter sus manos en los bolsos de los pasajeros sin que estos se percaten. También es muy peligrosa la línea de autobús número 64, que da la vuelta por los principales monumentos del centro histórico de Roma.

MI CONSEJO:

  • Ponte el bolso delante y la cartera en uno de los bolsillos delanteros, y ten siempre los ojos bien abiertos en los lugares donde hay mucha concentración de gente.
Timos y trampas en Roma para los turistas

La línea de autobuses 64, que conecta la estación de Termini con la Ciudad del Vaticano, es muy famosa por la abundancia de carteristas. ¡Ojo!

2). Los “buscavidas” (en italiano, “questuanti”).

Timos y trampas en Roma para los turistas

Muchos turistas le siguen el juego a los “buscavidas”. Foto: © Steven Feather

Otros individuos que probablemente te harán perder mucho tiempo son los que te se paran preguntándote o pidiéndote muchas cosas diferentes pero la verdad es quieren solo una cosa: tu dinero.

Los “buscavidas” en Roma son muy variados y siempre inventan nueva estrategias para sorprender a los turistas. Algunas veces son muy insistentes y pesados. Un clásico timo es el de un chico vestido como un antiguo centurión romano que te ofrece hacerse una foto contigo para, a continuación, pedirte una propina. También es un clásico toparse con una chica que te pone en la mano un peluche y después te pide dinero para los gatos sin casa.

MI CONSEJO:

  • Desconfía de las personas que te ofrecen productos o servicios directamente en la calle. Si es posible, ve informado y reserva con antelación todas las visitas que puedas. 
  • Ignora completamente a todos estos “aprovechados” callejeros, ni siquiera les respondas. Sigue recto y pasa de ellos. Aunque parezcas poco educado, es lo más práctico y beneficioso para tu economía.

3). Comida y sus precios.

 Italia es famosa en todo el mundo por su comida. Pero especialmente en Roma tienes que tener mucho cuidado con una de las trampas relacionadas con la comida en la que caen muchos turistas.

Nunca debes desayunar o comer en los restaurantes, y menos aún en los “bares-camión”, que hay cerca de los monumentos más importantes (El Coliseo, la Basílica de San Pedro, la Fontana di Trevi), porque son una mezcla fatal entre calidad muy baja y precios muy caros pensados sólo para los turistas. Muchas veces en estos establecimientos hay un “pedidor” a la puerta vestido como un antiguo romano que te invita a entrar.

MIS CONSEJOS:

  • Elije dónde comer siguendo las indicaciones de vuestro hotel u hostal o de vuestros amigos o conocidos italianos.
  • Come en sitios no turísticos. En Roma puedes encontrar la mejor comida del mundo.
  • Pregunta siempre por el menú antes de sentarte a una mesa para así cerciorarte de los precios. El problema es que algunas veces hay restaurantes que tienen menús dobles, es decir, uno con precios para italianos y otro con precios para turistas.
  • No tengas miedo de decir que vas a llamar a la policía si en un bar o en un restaurante te entregan una cuenta demasiado abultada, por ejemplo, 60 euros para dos cafés y dos bocadillos en un lugar nada lujoso. Seguro que te bajan la cuenta de inmediato.
Timos y trampas en Roma

Aléjate de los vendedores ambulantes y de los llamados “camión-bar”, que suelen servir comida de escasa calidad

4) Transportes públicos y privados.

Cerca del aeropuerto o de las estaciones de trenes o autobuses hay “buscavidas” que te invitan a entrar en sus coches para llevarte donde quieras. Son “taxis piratas”, porque el vehículo no tiene placa de taxi. Es gente de poco fiar e incluso “mafiosilla”.

Los taxistas oficiales de Roma son, en su mayoría, personas honestas, pero hay algunos que con los turistas dan la vuelta más larga que te puedas imaginar para llegar a un sitio cercano. Además, los taxis en Roma son, en general, bastante caros (más que en España).

MI CONSEJO:

  • Estudia antes el mapa de Roma para saber adonde llegar y así evitar tener que tomar un taxi. La ciudad de Roma está bien conectada con el transporte público. Ahorrarás dinero y discusiones innecesarias con los taxistas que tal vez quieran timarte.
Timos y trampas en Roma para los turistas

Los taxistas romanos no tienen muy buena reputación. Hay muchas quejas de turistas que les acusan de darles muchas vueltas o cobrarles demasiado.

Pin It

15 Responses to Timos y trampas en Roma para los turistas

  1. Dade dice:

    Siendo italiano y romano, lo que se dice en el articulo es la verdad.

    PERO…
    quiero decir también que, en el 90% dos casos, los buscavidas NO SON ITALIANOS!
    Los centuriones romanos son quase todos dirigidos de la mafia de Romania.
    Los que te ponen en la mano peluches o otros jugetes no son italianos.
    Los carteristas en el transporte son gitanos.

    Para los transportes privados y restaurantes, aconsejo de hablar con la policia y escribir en el web todas informaciones para reconocerlos!!!

    • JESÚS dice:

      ¿Los gitanos no son italianos? ¿Acaso existe el país de los gitanos? Confundes la raza con la nacionalidad.

      • Carlo dice:

        No, los gitanos no son italianos. Ellos que viven en Roma, llegan desde Romania y no son italianos ni de raza ni de nacionalidad.

  2. Laura dice:

    Pues Italianos o no italianos, la verdad es que es Roma es una ciudad súper insegura. Llevo aquí menos de un día y ya nos han robado el celular. Fuimos a reportar el robo y la oficina de policía de la zona de Termini cerrada., en los 3 minutos que estuvimos tocando la puerta de la policia llegaron 2 turistas más para reportar que habían sido victimas de los carteristas, solo imagina a cuantas personas le pasa lo mismo en un día completo. Es una pena que una Ciudad con tanta historia y que sea aparte la casa de la Iglesia católica, esté llena de tanto ratero. Aparte que vas caminando en la calle, y te encuentras en todo tu camino personas pidiéndote dinero, vendiéndote algo, insistiéndote para poder sacarte dinero de un modo u otro. Definitivamente no vuelvo a este lugar y no lo recomiendo a nadie si es que no quieres pasar un mal rato,

  3. canuto dice:

    Hola, pues es mi primera experiencia en venir a Roma y sufrir un timo como el que hoy hemos pasado, salíamos de la Embajada e íbamos preguntando la calle del hotel que hospedamos, de preguntando gente por la dirección apareció un tío con una moto, al parecer con aspecto responsable y mayor unos 40 y picos de años aproximadamente después que le hemos preguntado por la calle nos indico en una dirección equivocada que desviándonos de la dirección correcta, después nos presentó que tenia un teléfono móvil usado libre en venta por 200 euros, un iphone 6, cosa poco adecuado pero mostraba amable y pero con necesidad de dinero, discutiendo que no llevaba esta cantidad se ofreció a bajar a 150 euros jajaja, le dije que estas de broma dijo no cógelo, lo cogimos nos lo entrego en su funda

    lo que me extraño fue que en escasos minutos la funda del teléfono ya no se abría intente varias veces no se abría tu ve que romperlo a fuerza, y sabéis cual fue la sorpresa “UN TROZO DE AZULEJO” al tamaño de teléfono igualito. así que si no te ocurre no te lo vas a creer.

    siento que no haya mirado este bloc de comentarios

  4. Ángela dice:

    Nuestra experiencia fue la siguiente. Andábamos buscando una calle mirando el mapa cuando se para un coche y nos pregunta muy amablemente una dirección. Después de decirle que no entendíamos el detectó enseguida que eramos españoles y en español nos explicó que trabajaba para el mundo de la moda y que había terminado su trabajo y que debía volver a Milán nos regalo un bolso y una chaqueta y nos pidió un ” pequeño favor” se había gastado todo el dinero y debía llenar el depósito de gasolina. Le dimos 50 € y nos pedía 50 mas. Le dimos 20.
    Al marcharse nos dimos cuenta al momento que habíamos sido víctimas de un timo. Desde luego el chico TOdo un artista . muy bien vestido, el coche impe able y nos caló enseguida ya que nos perdio su simpatía y la rapidez con la que actuó con el coche parado en doble fila. En fin, ya me decía mi madre que nadie da duros a cuatro pesetas.

    • Paul dice:

      Ese mismo chico nos hizo lo mismo a mis hermanas y a mi en Diciembre de 2014 a diferencia de que no le dimos nada. Ya veo que nunca nos hubiera entregado las chaquetas de “€500” si le hubieramos dado los €50 jajajaja. Por casualidad conducía un Fiat 500?

      • alex dice:

        A mi me paró el mismo tío hace 5 años, era un cincuentón. Me decía que me vendía cuero por 5€, cuando fui a pagar me dijo q le diera 50€, ya q no tenía gasolina y se había gastado el dinero en el casino. Hablaba bieb el español. Tenía el.coche aparcado con la.mercancia en el maletero, no le dí nada

    • yiyo dice:

      El chico del FIAT sigue haciendo de las suyas, otra modalidad que utiliza es mentir diciendo que viene de una convención de modas y que le sobraron productos de marca reconocida, saca varias chamarras perfectamente envueltas en bolsas de Armani y te las da como “regalo” y a continuación te pide dinero para la gasolina porque se quedó sin efectivo y tiene que viajar a Paris, también estacionado en doble fila y con el auto encendido para partir rápido, trae tarjetas de presentación impresas en buena calidad y habla perfecto español y si le dices de donde eres te da detalles de esa ciudad. Cuidado porque sigue merodeando!!!!!!

  5. Paco dice:

    Ya lo dice el propio Giorgio, aunque parezcamos algo maleducados, si nos olemos algo raro hay que ignorarlos y seguir adelante…

  6. Carlos dice:

    Desde luego vaya panda de ilusos y avariciosos. Nadie regala nada, que se bien se os está que os timen. El timo de la estampita es más antiguo que la propia Roma. nunva me han timado ni lo harán porque no intento sacar tajada de los demás como algunos de por aquí….Que bien merecido lo tenéis algunos….

  7. Gaston dice:

    En mayo de 2016 hace muy poco tomamos un taxi oficial de Roma en el centro y al llevarnos al hotel, noté eb mi GPS del celular que cambio el rumbo. Automaticamente le dije que detuviera el auto y nos dejara bajar y se puso furioso. Le abrí la puerta igual y tuvo que detener el auto. Se bajo del auto con animo de pelea, eramos 4, si quería pelear lo iban a juntar en cucharita del suelo. Nos desvío casi 4km del hotel y quedamos varados en un barrio oscuro y horrible. A 10 cuadras pudimos llegar a un hotel que bos brindo ayuda y uno de sus propios taxis para que nos transportara a nuestro Hotel. Roma es extremadamente insegura tengan mucho cuidado

  8. Juan Pablo dice:

    Antes de exponer mis dos quejas he de señalar que mi viaje a Italia tuvo un balance muy bueno, sin dudarlo, pero quiero señalar dos quejas que como español y que creo que aquí no se darían.
    1º Al devolver el coche de alquiler debes dejarlo con el depósito lleno y eso es lo que hice en el aeropuerto de Ciampino. Cerca de la oficina de alquiler hay una estación de servicio IP autoservicio, Pues la máquina no da cambios y sin personal, sin teléfono al que llamar, literalmente te roban las vueltas, en mi caso 18 euros (Eso en España sería impensable, hasta una máquina de agua expende las vueltas y tiene teléfono de atención)
    2º Los caravinieri del mismo aeropuerto al ir a pedir ayuda me dijeron que a Italia, sin alemán o ingles que no se puede ir y que yo con español no debería estar en Italia.
    Repito, son dos excepciones pero muy fastidiosas. Un saludo

  9. MARIA dice:

    Acabo de regresar de Europa con mi esposo, estuvimos en varias ciudades de Italia y en algunas de Francia. Quiero contarles de algunos de los timos de los que fuimos testigos para ayudar a los viajeros:

    1. En Roma, Venecia y París se nos acercaron personas pidiendo una firma para apoyar a los niños en la lucha contra las drogas. Dijimos que no e insistían diciendo que sólo debíamos firmar. No caímos, pero he leído en otros blogs que después de firmar debes pagar una determinada cantidad.

    2. En Florencia compramos billetes para un tren, los cuales debíamos validar en una máquina que se encuentra al frente de cada andén donde está tu tren (esto no lo supimos hasta después). Encontramos la máquina pero no sabíamos cómo funcionaba, un tipo que estaba parado junto a la máquina nos ayudó a validar y nos llevó al vagón del tren al que debíamos subir. Una vez arriba nos pidió un euro por cada uno por habernos ayudado, para evitar problemas se los dimos.

    3. En la estación de tren del aeropuerto de Fiumicino en Roma nos dirijimos a comprar los boletos en una taquilla que está al lado de las entradas a los andenes (después nos dimos cuenta que las taquillas de la compañia de trenes están un poco con falta de visibilidad a unos metros de esta). En dicha taquilla pedimos dos boletos para Roma Termini, al reconocernos turistas, el tipo de la taquilla nos dijo que el tren a Roma Termini estaba cancelado y que el próximo saldría hasta dentro de una hora y 15 minutos, pero que había un transporte particular operado por una persona que estaba parada junto a él que por dos euros más que el precio del boleto normal nos llevaría hasta nuestro hotel en Roma. Nosotros dijimos que esperaríamos el tren ya que nuestro hotel estaba muy cerca de la termina de trenes. El tipo insistió en que tendríamos que esperar más de una hora y nos mantuvimos firmes. Nos dió los boletos y el cambio de mala gana (porque además ahí sólo aceptan efectivo) y continuó con tono burlón que esperaríamos más de una hora. Tomamos los boletos y entramos a los andenes para esperar el tren, el tren no demoró ni cinco minutos en llegar y salió puntual a la hora marcada en el boleto. Antes de nosotros estaban formadas dos chicas turistas, quienes al parecer cayeron en la trampa. Mi recomendación, buscar taquillas marcadas con el nombre de la compañía de trenes o comprar los boletos directamente en las máquinas expendedoras donde se puede pagar con tarjeta.

    Fue nuestro primer viaje a Europa, sabemos lo básico de inglés y nada de italiano y nos pudimos comunicar sin problemas. Mi recomendación es no tener miedo, en todas las ciudades encontramos timos, estafas, robos, etc., sólo hay que ir con mucha precaución, descarga aplicaciones en tu celular de mapas de las ciudades que vas a visitar, revisa los costos y los tipos de transporte, y sobre todo, no tengas miedo de decir que no a cualquiera que amablemente se te acerque a ofrecerte ayuda o que te pida algo. Viaja muuuuy ligero para que no tengas problemas en trasladarte y disfruta tu estancia a donde sea que vayas.

  10. Bosnio Iruñekoak dice:

    Yo he sufrido Roma esta semana, no he tenido grandes problemas, pero ha sido un espectáculo. En nuestro hotel, en nuestro pésimo transporte del areopuerto al hotel… te quieren llamar tonto a la cara, tienen un arte especial para la estafa institucionalizada. Un consejo, comportate como si fueras de allí, monta bronca, gesticula y chilla como si fueras romano, si no te toman por el pito de un sereno.
    La ciudad es preciosa y nunca se acaba de ver, un poco mas cara que en nuestro norte, pero merece la pena,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies