Santa Eulalia, un destino tranquilo para tus vacaciones en Ibiza

El turismo familiar, lejos de las masas y de las fiestas ruidosas de Ibiza es uno de sus mayores atractivos de Santa Eulalia. A esto le respalda una gastronomía y cultura reconocidas, con una oferta variada de restaurantes, tiendas y un puerto deportivo que da lugar a embarcaciones de recreación. Santa Eulalia es un pueblo encantador, que disfruta de una vida relajada, con playas maravillosas, templos que eran fortalezas contra los ataques de los corsarios berberiscos y turcos, y el mercadillo hippy más grande y antiguo de esta isla balear. 

Texto: Alberto Haro

Playa de Cala Llonga, Santa Eulalia, Ibiza

En un entorno paisajístico bellísimo la playa de Cala Llonga está rodeada de montañas cubiertas de pinos

Un vistazo más profundo a Santa Eulalia

Comparte nombre del único río de la isla y que se desemboca en el municipio, aunque ahora se encuentra seco durante casi todo el año. El puerto deportivo es muy bonito y uno de los motivos principales por los que Santa Eulalia ha desarrollado un turismo más exclusivo en la isla de Ibiza: grandes embarcaciones y visitantes adinerados van con frecuencia.

Gracias a este conjunto de factores, el municipio se ha convertido en un epicentro de buenos restaurantes, tiendas variadas y una vida nocturna muy abundante. Lo bueno es que no se han dejado de lado las actividades más típicas de la región, lo que lo sigue manteniendo como un destino familiar y para todo tipo de públicos.

La variedad de opciones de alojamiento es también muy interesante, entre hoteles, hostales y apartamentos. Algunos alojamientos están en el pueblo, otros cerca de la playa y unos cuantos a las afueras. Gracias a esto, la oferta cubre las diferentes demandas de familias, parejas y grupos de amigos.

Agua azul transparente en una playa ibicenca

Dónde alojarse

Es cuestión de buscar alojamiento según tus necesidades y presupuesto. Por ejemplo, uno de los hoteles ubicados a las afueras es el Aparthotel El Pinar, en Cala Llonga, bastante bien valorado por estar en un entorno relajado y su preciosa vista a un pinar. Quizás una pareja más joven prefiera algo más cercano al centro de Santa Eulalia y su vida nocturna.

Apartamentos El Pinar, Santa Eulalia, Ibiza

Apartamentos El Pinar en la tranquila playa de Cala Llonga, situada a 5 km de Santa Eulalia

El Paseo Marítimo de Santa Eulalia

Por supuesto, es uno de los mayores atractivos de la localidad. El Paseo Marítimo de la Alameda comienza en el Club Náutico y recorre kilómetros hasta desembocar en el río, a la altura de la plata dels Mariners.

El paisaje es una muestra perfecta de lo que puedes ver en Santa Eulalia. La ruta está delimitada por grandes palmeras que terminan por rodear la playa principal del municipio. En el paseo encontrarás bares, restaurantes y terrazas en las que consumir lo que te apetezca, además de tiendas que se llenan a tope en verano.

Paseo marítimo de Santa Eulalia, Ibiza

En el Paseo marítimo de Santa Eulalia hay tiendas, restaurantes, boutiques, heladerías…

El Monte Puig de Missa

La iglesia de Santa Eulalia, que corona el monte Puig de Missa, es un templo que se posiciona entre los monumentos más importantes del municipio. Fue una fortaleza que protegía toda la parte alta del pueblo de invasiones, sin dejar de lado sus funciones religiosas.

Junto a la iglesia se encuentra el Musea Barrau, un museo etnográfico que vale la pena visitar justo después. También se puede ver un cementerio pequeño y el entramado de calles de lo que alguna vez fue el centro del municipio.

El núcleo de Santa Eulalia ahora es todo lo colindante al paseo marítimo en la parte turística, aunque siempre es interesante ver los orígenes. 

Iglesia de Santa Eulalia, Ibiza

Templo fortaleza con una torre de vigilancia (s. XVI), en lo alto de una colina. Foto © francesvirtual

El Mercadillo Hippy de Punta Arabí

Es uno de los dos mercadillos hippies que destacan en toda Ibiza. Comenzó a fundarse hace ya 40 años, cuando todavía la isla no era popular entre el turismo de masas. En esa época las playas paradisíacas desiertas encantaron a los primeros hippies, quienes recorrieron todos sus rincones.

En los años 70, este grupo se fue asentando en pocos puestos de artesanía para intentar atrapar la atención de los escasos turistas. Se presentó como una muy buena oportunidad para vender sus artesanías, en la que ellos mantenían su estilo de vida y se le daba nuevos aires a la isla. Ahora, este tipo de mercadillos ha crecido hasta ser uno de los símbolos de la isla entera.

Mercadillo Hippy de Punta Arabí, Santa Eulalia, Ibiza

El mercadillo hippy de Punta Arabí es el más antiguo y grande de Ibiza. Foto © José Vicente Jiménez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies