Multiaventura en Asturias, un viaje fin de curso diferente

Cuando nos hacemos mayores y nos reencontramos con los antiguos compañeros de clase uno de los recuerdos que suelen sacarse de nuestro paso por el instituto o la universidad es el viaje fin de estudios. Unos habrán viajado a Mallorca o Tenerife, otros habrán ido a Roma, París o Berlín. Después de dos años de restricciones viajeras debido a la pandemia del Covid-19, en nuestro instituto decidimos quedarnos en España y realizar un viaje fin de curso diferente. Pusimos rumbo al norte para hacer un viaje multiaventura en Asturias. Estamos seguros de que esta fantástica experiencia va a quedar también grabada en la memoria de nuestros alumnos. 

Texto y fotos: Manuela Caler

Descenso del río Sella en canoa

Estudiantes de 4ºESO descendiendo por el río Sella en canoa

Sesenta y seis alumnos y cuatro profesores nos aventuramos un 4 de marzo a viajar a Asturias en dos autobuses. Comenzaba la aventura. Nos esperaban muchas horas de viaje, pero eso no nos importó porque podía más la ilusión por descubrir lo desconocido. El viaje transcurrió con normalidad y con sus paradas correspondientes. Siempre los dos autobuses a la vez por todos los caminos. Cuando faltaban cincuenta kilómetros para llegar a Arriondas (una localidad asturiana muy rural donde se encontraba nuestro hotel), nuestro conductor decidió acortar el camino e integrarnos en una carretera nacional que nos llevó por pueblos preciosos que fuimos atravesando mientras nos alegraban los sentidos por toda su belleza por los verdes paisajes llenos de caseríos y vacas. Llovía al llegar, cómo no. Todos esos pueblos tenían nombres compuestos, la mayoría se componían del nombre propio “Quintana”.

Parque multiaventura Los Cauces

Alumnos y profesores hacen escalada en redes en el Centro multiaventura Los Cauces, entre Arriondas y Cangas de Onís

Parque multiaventura Los Cauces

Nuestra llegada transcurrió con normalidad. Cenamos y nos limitamos a descansar pues al día siguiente (nuestro segundo día) teníamos la visita al parque multiaventuras que la empresa Los cauces gestionaba. Allí, nuestro alumnado disfrutó de las tirolinas, de escaladas por redes, de pasadizos con obstáculos, etc. Nuestros monitores nos colocaron el arnés a cada uno y nos explicaron cómo proceder. Todo fue muy sencillo y divertido. La adrenalina no escatimó en sus efectos entre nosotros y el alumnado.

Parque multiaventura Los Cauces, Asturias

Las tirolinas permiten deslizarse de un punto a otro mediante una cuerda o cable utilizando la fuerza de la gravedad

Parque Multiaventura Los Cauces AsturiasParque Multiaventura Los Cauces AsturiasDespués, nos dispusimos a jugar al paintball en una zona de la montaña preparada para ello. Nos gustó mucho y la guerra de bolas de colores entre equipos estuvo más que asegurada.

Parque Multiaventura Los Cauces Asturias

El paintball es una actividad ideal para jugar en equipos en un entorno natural como Asturias

Durante toda nuestra estancia en el hotel Los Acebos de Arriondas, tuvimos pensión completa, lo cual nos daba una tranquilidad máxima. Desde ahí hacíamos todos los trayectos a nuestros lugares de visita. Arriondas es un pueblo muy pequeño cuyo hotel se encuentra en un entorno tan natural entre montañas que nos transmitía una paz y una calma infinitas.

Letronas de Gijón

«Las letronas» de Gijón, junto al puerto, son representativas de la ciudad desde 2011

Gijón

Nuestro tercer día transcurrió en Gijón donde pudimos ver la Universidad Laboral como actual institución jurídica y administrativa y de arte pero explicamos a nuestros alumnos su origen como lugar de acogida de niños huérfanos por un accidente minero ocurrido en 1940 y como posterior institución de enseñanza pública universitaria. La Universidad Laboral es considerada el edificio más grande de España.

Universidad Laboral de Gijón

La Universidad Laboral de Gijón, ahora Ciudad de la Cultura, es de época franquista

Universidad Laboral de Gijón

La Universidad Laboral es incluso más grande que el Monasterio de El Escorial y la Alhambra de Granada

En Gijón también visitamos El elogio del horizonte, una escultura de Eduardo Chillida conocida en Gijón como el wáter de King-Kong por su forma y tamaño.

El elogio del horizonte de Chillida

Grupo de estudiantes y profesores bajo la enorme escultura de Eduardo Chilliada «El elogio del horizonte»

De Gijón conocimos lo más emblemático como lo que acabamos de mencionar más la playa de San Lorenzo, las termas romanas, el gran puerto deportivo y el casco histórico de la ciudad de origen romano.

Playa de San Lorenzo de Gijón

La Playa de San Lorenzo es la más tradicional y popular de Gijón

Ese mismo día, nuestro alumnado visitó el Museo Jurásico Muja. Fue muy interesante porque dentro había explicaciones acerca de los restos de dinosaurios encontrados en Asturias y a la entrada se encontraban en tamaño real.

Museo Jurásico de Asturias

El Museo Jurásico está situado en Colunga y es uno de los más singulares de Asturias

Museo Jurásico de Asturias

En el Museo Jurásico hay restos de los reptiles voladores, dinosaurios, grandes tortugas o cocodrilos

Lagos y ermita de Covadonga

Nuestro cuarto día fue sin duda el más inolvidable de todos para la retina y el alma de la mayoría: Visitar los lagos de Covadonga fue otra aventura inolvidable porque había nevado en ellos la noche anterior y se podría decir que fuimos los primeros en pisar la nieve esa mañana. Algunos de nuestros alumnos nunca habían visto la nieve por lo que el impacto y la diversión fueron máximos. La llegada en bus no pudo ser más de cuento: Bajábamos por una carretera estrecha desde donde se podía divisar el efecto espejo que la nieve hacía de las montañas en los lagos Enol y Ercina. Fue increíble.

Lagos de Covadonga

Los Lagos Covadonga son de origen glaciar situados en los Picos de Europa

Lagos de Covadonga

Para llegar a los Lagos de Covadonga hay que subir 12 km sinuosos desde la basílica que les da nombre

Lagos de Covadonga

Profesores disfrutando de los Lagos de Covadonga

En Covadonga también visitamos la Santa Cueva de piedra donde se encuentra la tumba del monarca Don Pelayo y la Ermita de Nuestra Señora de Covadonga. Esa cueva cavada en la piedra es espectacular también por la inmensa cascada de agua que recibe del río que baja desde la montaña. Y cómo no, también visitamos la espectacular basílica de Covadonga. Uno de nuestros monitores tuvo la amabilidad de explicarnos todo el origen histórico y religioso que envuelve tanto a la basílica como a la cueva. Sin duda alguna, esta parte de los Picos de Europa nos dejó sin palabras.

Basílica de Covadonga Asturias

Basílica de Covadonga desde lejos y a la entrada

Ermita de Covadonga Asturias

Emita situada en la cueva de Covadonga, donde dice la leyenda comenzó la Reconquista de España

El buen tiempo nos acompañó la mayoría de los días si bien es cierto que en muchas ocasiones hicimos convivir nuestras actividades con la lluvia.

Oviedo y descenso del río Sella

El quinto día visitamos Oviedo y nos pareció una ciudad muy monumental, limpia, señorial y elegante. Nuestra guía nos explicó cómo se fundó la ciudad, vimos su Catedral (Catedral de San Salvador), el monumento a la Regenta, la Plaza de la Escandalera donde se encuentra el Teatro Campoamor, uno de los pocos teatros de ópera que existen en España y que cuenta con la segunda temporada operística más antigua del país, entre otros lugares, además de diversos edificios y estatuas emblemáticas.

Otras de las actividades que marcaron a nuestro alumnado fueron las realizadas el último día, nuestro sexto día: el descenso del río Sella en canoa y el descenso de un barranco plagado de toboganes naturales cuya agua bajaba con tal fuerza que la adrenalina del descenso por el barranco se duplicó. Caer en las pozas tras pasar por los toboganes naturales unido al entorno natural hizo que esta experiencia fuese inolvidable. Eso sí, como recomendación es mejor no hacer las dos actividades el mismo día dado el cansancio que generan ambas por su intensidad. Además, recomendamos realizarlas en verano cuando el agua no baje helada por la nieve. Son dos detalles importantes, aunque ver la nieve en Covadonga fue algo único e irrepetible.

Oviedo y Río Sella

Catedral de San Salvador de Oviedo y descenso por el río Sella

Nuestro alumnado y sus familias nos han hecho llegar numerosas muestras de agradecimiento a los profesores que los hemos acompañado en este viaje porque, según ellos, las expectativas han superado a la realidad, de ahí que nunca vayan a olvidar todos los momentos vividos. Nosotros, como profesores, también nos hemos sentido respetados y respaldados por los alumnos, que en todo momento también se han preocupado porque estuviéramos bien y nosotros también se lo agradecemos a ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies