10 esquinas imperdibles de Buenos Aires

Pin It

Me encanta ser turista en mi ciudad. Redescubrir espacios, cúpulas y demás esquinas de Buenos Aires que, en la vorágine del día a día, pasan inadvertidos. Edificios que con sus fachadas te hacen sentir en Madrid, París o Roma. Bares y cafés con historia, graffitis que dan vida a paredes olvidadas y esquinas emblemáticas, que te invitan a recorrer zonas imperdibles. Por eso aquí van las diez esquinas que no puedes perderte en esta guía de Buenos Aires. Visitándolas podrás tener un perfecto pantallazo del lugar donde vivo.

Mi Buenos Aires querido

Fotos y texto: Verónica Montero

Local de antigüedades en San Telmo

Los domingos el barrio de San Telmo se convierte en una auténtica feria de antigüedades y objetos usados

1). “La vintage” (entre Defensa y Humberto Primo)

Todo el tango, el empedrado y el vintage en San Telmo, uno de los barrios más antiguos de la ciudad. Los domingos, la calle Defensa se vuelve peatonal y la Plaza Dorrego deviene en feria de antigüedades: desde las joyas de la abuela hasta los sifones del bodegón. Artistas callejeros, casonas del siglo XIX abiertas al público y cafecitos por doquier. Visitar temprano por la mañana ¡Se llena de gente!

2). “La frenética” (entre Diagonal Norte y Florida)

¡Bienvenidos a la city porteña! De semana, en especial en el horario del almuerzo, la esquina se vuelve un hormiguero al que acaban de patear. Gente que va y viene sin parar. Hacia un lado, la peatonal Florida, repleta de tiendas, es ideal para quienes buscan artículos de cuero. Hacia el otro,  a pocos metros, la Casa Rosada.A lo lejos, el Obelisco, y a un par de cuadras, la emblemática Avenida de Mayo.

Edificios neoclásicos de Buenos Aires

Edificios neoclásicos de la zona del microcentro

3). “La colorida” (entre Caminito y  Mendoza)

La esquina dibujada con firulete. Postal obligada de Buenos Aires. Las casitas de chapa azules, rojas y amarillas contrastan con el amarronado Riachuelo. Cantinas especializadas en comida italiana y argentina. A una cuadra, el Museo Benito Quinquela Martín, que cuenta con la mayor colección del artista plástico. Consejo: sólo caminar por la zona turística, las calles aledañas no son seguras.

4). “La abandonada” (entre Callao y Rivadavia)

La esquina gris de Buenos Aires. Aquí se encuentran el Congreso, la plaza y decenas de cúpulas. Sin duda alguna, la más fotografiada ha sido la de La Confitería El Molino, construida en 1917. Parte de la Historia argentina pasó por sus mesas. Testigo de la gestación de muchas leyes e inspiración para escritores y artistas (varias de las Aguafuertes Porteñas de Roberto Arlt vieron la luz allí). Desde 1997, El Molino está cerrado, abandonado y tapiado.

Librería El Ateneo de Buenos Aires

Para los amantes a la lectura es imprescindible una visita a la hermosa librería “El Ateneo”

5). “La intelectual” (entre Corrientes y Callao)

Corrientes, la que nunca duerme. La esquina es el punto recomendado para iniciar el tour de las librerías (¡Imperdibles las mesas de saldo!), las disquerías (en especial tango & jazz), los teatros (comercial y under) y por qué no también las pizzerías (Güerrín, Los Inmortales, Banchero). Durante el día, repleto de oficinistas. Por la noche, ideal para pasear. Las luces guían hacia el Obelisco y uno va zigzagueando de una vereda a otra.

6). “La arrabalera” (entre San Juan y Boedo)

Uno de los circuitos tangueros comienza en: Esquina Homero Manzi, un bar construido en la década del veinte, donde el poeta Manzi escribió Sur (“San Juan y Boedo antiguo…”). La Esquina hoy ofrece cena-show con bailarines y música en vivo (For export) y por las tardes, clases de tango. Bajando por Boedo, yendo haciala Av. Independencia, sigue el ritmo porteño en el bar Esquina Osvaldo Pugliese, la academia Boedo Tango Escuela y el Café Margot.

El animado barrio de Palermo de Buenos Aires

Parlermo es un barrio típicamente porteño

7). “La clásica” (entre Santa Fe y Callao)

Por donde transita “la gente bien”. Edificios residenciales, galerías comerciales y como estrella principal, la librería El Ateneo, una de las más bellas del mundo. Originalmente fue un teatro, El Grand Splendid. Luego, se volvió cine y desde hace más de diez años alberga miles de ejemplares. Se podría decir que funciona como una biblioteca gigante, con la particularidad que uno puede leer sentada en palcos o tomando un té arriba del escenario.

8). “La bohemia-fashion” (¿entre Serrano y Honduras o entre Borges y Honduras?)

Palermo es el barrio porteño más cambiante. A tal punto, que una de sus esquinas famosas ya no se llama igual. Desde hace unos años, un tramo de la calle Serrano pasó a llamarse Borges (el escritor vivió en la zona cuando era niño). Allí se encuentra la Plaza Serrano(oficialmente Plaza Julio Cortázar) y en los alrededores, diseñadores y marcas top, que ocupan casas recicladas. Una buena opción para ir a tomar algo el viernes o el sábado por la noche.

Puente de la Mujer de Buenos Aires

Buque de vela junto al Puente de la Mujer, diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava

9). “La paqueta” (entre Quintana y Roberto M. Ortiz)

Conocida como la esquina de La Biela, un café que data del siglo pasado y que tuvo entre sus clientes a  Borges,  Cortázar y Ortega y Gasset. Sus mesitas en la vereda poseen una vista privilegiada de Plaza Francia: a pasos, uno de los árboles más antiguos de la Ciudad, un gomero plantado en 1823, y a unos metros, la Basílica Nra. Sra. del Pilar, al lado del Cementerio de la Recoleta. A pocas cuadras de allí, el Centro Cultural Recoleta, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Palais de Glace.

10). “La feminista” (entre Pierina Dealessi y Carolina Lorenzini)

En Puerto Madero, las calles tienen nombre de mujer. Y si el punto de encuentro es la esquina Pierina Dealessi y Carolina Lorenzini, es más fácil indicar el “Dique 3”o, mejor aún, el “Puente de la Mujer”: la foto más representativa del Baires moderno. El puente peatonal y giratorio, diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava, alude a una pareja bailando tango. Hoteles cinco estrellas, oficinas top y gran variedad de restaurantes. Ideal visitar durante el atardecer.  

Pin It

One Response to 10 esquinas imperdibles de Buenos Aires

  1. Elena dice:

    Me las apunto para el día que pueda, por fin, ir a Buenos Aires…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies